LIBRO TIBETANO DE LOS MUERTOS BARDO THODOL PDF

La respuesta a tal posible pregunta es que la Vida o la Nueva Vida en un lenguaje lo mas simbolico posible se fundamenta en la Muerte de lo Viejo. Muerte de lo Viejo para el Nacimiento de lo Nuevo o el Renacimiento. El Libro Tibetano de los Muertos es un libro de instrucciones para los difuntos y para los moribundos, al igual que el mal llamado Libro Egipcio de los Muertos en realidad titulado Avanzando hacia la luz del Dia o Peri Em Heru en Egipcio es una guia para el difunto en el periodo de su existencia actual es decir muerto en el llamado Bardo por los Budistas, un estado intermedio que simbolicamente dura 49 dias 7x7 de duracion entre una Muerte y un Nacimiento o Renacimiento. Durante la persecucion del Budismo por Langdarma a comienzos del siglo IX se escondio el texto con apropiadas ceremonias misticas, bajo las rocas, en cuevas y en innumerables escondrijos a fin de preservar a este y a innumerables libros del periodo pristino del Budismo Tibetano a fin de impedir su destruccion. Otra Tradicion dice que los Tertons o Tertones son o fueron el propio Padma Sambhava en multiples reencarnaciones.

Author:Doukasa Goltile
Country:Brunei Darussalam
Language:English (Spanish)
Genre:Sex
Published (Last):5 January 2008
Pages:297
PDF File Size:9.48 Mb
ePub File Size:5.36 Mb
ISBN:955-3-43882-142-7
Downloads:66700
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Mer



Si no hay cuerpo , el lecho o el sitio habituales del difunto deben ser ocupados por el lector que va a exponer la fuerza de la Verdad. Si ninguna de estas personas puede venir, entonces hay que acudir a alguien capaz de leer claramente el Thodol varias veces. Estas directivas deben ser aplicadas antes que la fuerza vital se extienda por el nervio izquierdo luego de haber atravesado los centros nerviosos del ombligo. El tiempo ha llegado para ti de buscar el Sendero.

Tu aliento va a cesar. El latido de las arterias a derecha e izquierda del cuello debe ser comprimido. Se dice corrientemente que es entonces cuando el conocimiento se desvanece. Procura permanecer en el estado que experimentas en este momento. Este Conocimiento basta. Entonces se presenta un estado de lucidez Oye sus sollozos Durante este intervalo, el Lama o lector debe seguir las direcciones del Thodol. No te distraigas. Si el 6 primer estado del Bardo ha sido advertido inmediatamente, miel sobre hojuelas.

Lo que es llamado el segundo estado del Bardo se levanta para iluminar el cuerpo-pensamiento. Hacia este momento, el difunto ve que la parte de su comida es apartada, que su cuerpo es despojado de sus vestidos, que el sitio donde estaba la manta sobre la que descansaba es barrido.

Tales son los seis estados. De estos tres estados has experimentado hasta ayer el Bardo del momento de la muerte. Por el momento vas a experimentar el Chonyid Bardo y el Sidpa Bardo. No quedes subyugado, aterrorizado ni temeroso. Aprende a conocerlo. Ello es el sonido natural de tu propio y verdadero ser.

El cuerpo que tienes ahora es llamado el cuerpo8 pensamiento de las inclinaciones. Ya te es imposible morir. Te basta, y suficiente es para ti, saber que estas apariciones son tus propias formas-pensamientos.

Aprende a reconocer que esto es el Bardo Esta luz es la luz de la gracia de Vairochana. Obra de tal modo que no seas espantado por la luz blanca, brillante y transparente. Obra creyendo en la luz brillante y deslumbradora. Su ignorancia, su mal karma, ocasionado por los deseos inmoderados y la avaricia, hacen que sean espantados por sonidos y radiaciones, y que huyan.

Pero no la temas. Ten confianza, no le huyas. No tengas miedo. No te aferres a nada, abandona tus tendencias habituales. Cree en la brillante y deslumbradora luz roja. No le temas. No te aferres a esta luz. No huyas. No tengas miedo de ella. Es el karma adquirido de la envidia intensa que viene a recibirte. Abandona tus tendencias habituales. Mira, pues, ahora sin distraerte. Obra de modo que puedas reconocerlas.

Las deidades tampoco vienen de parte alguna fuera de ti mismo; existen de toda eternidad en las facultades de tu propia inteligencia. Sabe reconocer en ellas esta naturaleza. Cada una de ellas tiene sus ornamentos, sus colores, sus aptitudes, sus tronos y sus emblemas. Son tus divinidades tutelares personales. No vienen del exterior. Pero no temas.

No te aterrorices. Conoce todo ello como siendo las facultades intelectuales de tu propia luz. A todos les suplico. No ganando el intelecto en independencia, 21 pasa de un estado de desfallecimiento a una serie de estados semejantes.

Huyendo por miedo, terror o temor, caen por encima de los principios en los mundos desgraciados y sufren. La Doctrina es suficiente para liberar mediante su simple entendimiento.

Los seres sensibles que han sido alcanzados por ella no pueden ir a los estados desgraciados. Obra de modo que, sin distraerte, puedas reconocerlas. No las temas. Que no te asusten. Reconoce todo ello como simple forma corporal de tu intelecto.

Reconoce que es tu divinidad tutelar y no te aterrorices. No temas. Cree en ellos. Son tus deidades tutelares, no te espantes. No tengas miedo por ello. Al no reconocerlos el terror puede producirse.

No temas tal cosa. No quedes espantado. Son tus divinidades tutelares, no te asustes. No obstante, no te espantes. Estas ocho Htamenmas de las ocho regiones, rodeando de este modo a los Padres

JOHN CHRYSSAVGIS PDF

Libro tibetano de los muertos

.

CUTKOSKY RULES PDF

El Libro Tibetano de los Muertos - Bardo Thodol

.

Related Articles